Local News

Todos se preguntan qué vio él en ella: Esta mujer está casada con uno de los actores más guapos del mundo

A estas alturas, estamos acostumbrados a ciertos arquetipos de romance en Hollywood. Hay parejas jóvenes y adorables que comparten su incipiente romance en las redes sociales, compañeros de reparto que tienen aventuras secretas en el set mientras enfrentan acusaciones de infidelidad, y hombres mayores de sesenta o setenta años que salen abiertamente con mujeres que tienen la mitad de su edad. Observamos estos escenarios pasivamente y los aceptamos como la norma en lugar de cuestionarlos.

Related Articles

La mayoría esperaba que Pierce Brosnan siguiera este patrón, como muchos de sus colegas. Sin embargo, a pesar de encajar en el estereotipo, él desafió ingeniosamente y sin disculpas estas suposiciones. Para ponerlo en perspectiva, tiene dos hijos con su esposa Keely y ha estado felizmente casado con ella durante veinte años. Su viaje ha sido tan romántico y apasionado como uno podría desear, pero recientemente, Keely ha sido objeto de críticas venenosas por una razón injustificada e intolerable. Afortunadamente, Pierce se mantuvo a su lado. Frente al público crítico, no dudó en mostrar su amor y apoyo inquebrantables. Esto es lo que podemos aprender de sus acciones:

No importa lo que piense la gente, Pierce “ama cada curva” del cuerpo de su esposa. Pierce era viudo cuando conoció a la periodista estadounidense Keely Shaye Smith en 1994. Su primera esposa, Cassandra Harris, falleció de cáncer de ovario el 28 de diciembre de 1991. Pierce estaba comprensiblemente devastado por su muerte y no sabía cómo sobrellevar la crianza de tres hijos solo. Keely entró en su vida en el momento justo, y con su apoyo, él pudo asumir las exigentes pero gratificantes responsabilidades de la paternidad.

“Sus amigos sugirieron una cirugía para perder peso. Sin embargo, amo cada curva de su cuerpo. Ella es la mujer más hermosa a mis ojos. Además, dio a luz a nuestros cinco hijos.” – Pierce Brosnan

Se casaron en 2001 en la tierra natal de Pierce y acogieron a sus dos hijos, Dylan y Paris. La pareja ha compartido veinte hermosos años juntos, y su devoción sigue creciendo. Hace unos días, Pierce envió a su esposa un mensaje de aniversario de 20 años, escribiendo: “Feliz aniversario, mi querida Keely, mi amor por ti sigue creciendo,” y adjuntó dos fotos de la pareja, tomadas con 20 años de diferencia, mostrando la dulce progresión de su relación.

No hay razón para que el público diga otra cosa que cosas maravillosas sobre la pareja, pero siempre surgen críticas. La apariencia de Keely, en particular su peso, parece ser el principal objetivo. Por alguna razón, la gente está impactada y disgustada de que Pierce haya decidido casarse con alguien que no es convencionalmente atractiva ni talla 0. ¿Por qué se casaría con una mujer “ordinaria” que supuestamente está fuera de su liga si tiene todo el dinero y poder del mundo? Su afecto por ella desafía las suposiciones de género anticuadas sobre las mujeres y la deseabilidad. La gente olvida que el aumento de peso y desviarse de los estándares tradicionales de belleza no disminuyen el valor de una persona. A medida que envejeces, otros aspectos de la vida se vuelven más importantes y la aprobación externa ya no es necesaria para la confianza y la autoestima.

Pierce ha declarado que valora a Keely por lo que es, no por su apariencia. Cuando te comprometes con alguien, aceptas crecer con él y adaptarte a medida que cambia. El amor es complejo y evolutivo, no un evento único. En una entrevista, Pierce mencionó cómo algunos amigos de la familia habían sugerido una cirugía para que su esposa perdiera peso, pero el ex James Bond sigue siendo inquebrantable en su respeto por su esposa y cada aspecto de su apariencia. Él adora sus curvas y sus imperfecciones y no le importan las críticas en línea que se quejan de su apariencia, el cuerpo de un extraño con el que no tienen nada que ver. De hecho, Pierce expresó que siempre ha amado a Keely por su carácter y corazón amoroso.

“En el pasado, la amaba por lo que era, no solo por su belleza. Ahora, la amo aún más como madre de mis hijos, y estoy extremadamente orgulloso de ella. Siempre intento ser digno de su amor,” dijo.

De alguna manera, Pierce no debería tener que responder a los comentarios ofensivos ni explicar por qué aún la ama después de 20 años. Sin embargo, ver a una pareja mayor demostrar su afecto es reconfortante. Es común que las celebridades mayores de Hollywood salgan con mujeres mucho más jóvenes, así que la decisión de Pierce de quedarse con la misma mujer y nutrir su relación es refrescantemente desafiante. Esto destaca las demandas poco realistas impuestas a los cuerpos y la apariencia de las mujeres, implicando que para “merecer” amor, las mujeres deben siempre ajustarse a ciertos estándares de belleza.

Pierce eleva a su esposa no por su belleza percibida, sino por el papel que ha jugado en su vida. Ella lo salvó de la desesperación y lo ayudó a crecer y encontrar su lugar en un mundo lleno de sufrimiento y resentimiento. La fuerza continua de la pareja no es sorprendente. El amor perdura más allá de las críticas.

Keely y Pierce permanecen comprometidos el uno con el otro, indiferentes a la opinión pública. A medida que envejeces, te das cuenta de que la atracción y el deseo provienen de una conexión intelectual y emocional en lugar de ideales superficiales. Pasas tiempo con alguien no solo porque te excita físicamente, sino porque es una parte integral de ti y no querrías estar con nadie más. Esto significa que los valoras por razones más allá de su apariencia física y los estándares convencionales de belleza.

La devoción de Pierce hacia Keely prueba que las opiniones externas no deberían importar. Puedes lograr una felicidad duradera si mantienes a tu pareja en alta estima y aceptas incluso sus más pequeñas “imperfecciones”. Estas opiniones no necesitan cambiar nada; simplemente nos recuerdan que el amor es más importante que las discusiones superficiales que cambian con las mareas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button